Saltar al contenido

Como hacer Mejillones al Vapor con Vino Blanco y Nata

mejillones con vino blanco

La receta de Mejillones al vapor con Nata y Vino Blanco es una derivada de la receta tradicional de Moules Mariniere o Moules Frites.

Un plato característico de la Gastronomía Belga y Francesa, a menudo acompañado de una ración de patatas fritas, derivando de ahí su nombre Moules Frites.

En el aspecto nutritivo los mejillones son una buena fuente de grasas omega 3,  ayudando a mantener sano el corazón y el cerebro. Asimismo, son una alta fuente de vitamina B12.

Si tenéis intolerancia a la lactosa o alergia a las proteínas de la leche, podéis prescindir de la nata y la mantequilla, creando de esta manera un plato típico de restaurante aunque muy sencillo de preparar, con un alto contenido en proteínas y la vez bajo en calorías.

mejillones con nata vino cebolla

Receta de Mejillones con Nata y Vino Blanco

Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 20 min
Tiempo total 40 min
Cocina Belga, Francesa
Raciones 4 personas

Ingredientes
  

  • 10 ml de Aceite de Oliva
  • 10 g de Mantequilla
  • 2 Chalotas
  • 2 Dientes de ajo
  • 120 ml de Vino Blanco
  • 150 ml de Nata espesa o liquida para cocinar
  • 1 kg de Mejillones
  • 8 g de Perejil picado
  • 4 ramitas de Tomillo
  • 1 hoja de Laurel

Elaboración paso a paso
 

  • Comenzaremos limpiando los mejillones. Si disponéis de un cuchillo para abrir ostras os resultara más fácil limpiarlas, sino podéis utilizar la parte no afilada de un cuchillo normal.
    Si nos encontramos con un mejillón abierto le damos unos golpecitos con el cuchillo para ver si se cierra y así asegurarnos de que está vivo. De lo contrario no lo utilizaremos.
  • También retiraremos la suciedad incrustada en la concha y desecharemos aquellos con la concha rota o que desprendan un olor no muy agradable.
    A medida que los vamos examinando los que pasen la inspección los dejaremos a remojo.
    Las barbas o pelos que sobresalen por los lados las quitaremos con la puntilla del cuchillo.
  • Una vez preparados los mejillones, los lavamos bien en agua fría y reservamos.
  • Lo siguiente que haremos será cortar las chalotas en juliana.
  • Ponemos un cazo amplio acalentar y echamos aceite de oliva, seguido de la mantequilla.
    Una vez derretida la mantequilla, añadimos las chalotas y un poco de sal y pimienta, seguido del ajo con el prensador.
    Mezclamos y dejamos que se pochen durante unos minutos hasta que cojan un poco de color.
  • A continuación, echamos el vino blanco y cuando haya reducido casi completamente añadimos la nata espesa, seguido de las ramitas de tomillo, la hoja de laurel, sal, pimienta y parte del perejil picado que teníamos preparado.
  • Lo mezclamos todo, dejamos que la nata reduzca un par de minutos e incorporamos los mejillones. Les damos un par de vueltas que se integren con la nata y cubrimos la cazuela con una tapadera.
  • A fuego alto dejaremos que los mejillones se cocinen al vapor. Pasados unos 8 minutos comprobamos que los mejillones ya estén hechos.
    Añadimos perejil por encima y ya tenemos los mejillones listos.
  • En una fuente suficientemente amplia servimos los mejillones con la salsa por encima y decoramos con perejil.

Video de la receta

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating